Aún recuerdo aquel momento aunque no sé muy bien el año , cosas de la edad , seria entre 1989 y 1990 con la entrada de la nueva década , miles de jóvenes y no tan jóvenes se agolpaban en la avenida de Blasco Ibáñez , cerca de la plaza honduras( para los foráneos fue una de las zonas más proliferas del ocio nocturno valenciano) , por aquel entonces esa zona era un hervidero de locales de música electrónica de vanguardia, Valencia era la ciudad, la zona de Blasco Ibáñez por aquel entonces se podría decir que se puso de moda, una avenida de 3 carriles en cada sentido con una aceras de varios metros de ancho  que ya las quisiera para sí cualquier otro barrio, las plantas bajas de la zona estaban abarrotadas de  Pubs , sería lógico decir que los locales contiguos eran Pub un Bar de nuevo un Pub  , otro Bar  y así sucesivamente con toda la zona de la llamada plaza de Honduras.

Era tal el bullicio en la avenida de Blasco Ibáñez a la altura de la Plaza honduras que en una de esas noches antológicas me acordare siempre de una persona tirando un balón a las masas, que entre unos y otros le daban manotazos y cabezazos a ese balón que tardo en tocar tierra al menos 10 minutos, no es que los que le daban al balón fueran unos crack e impidieran que el balón tocara suelo, es que simplemente el balón no cabía entre la multitud para hacerse un hueco , la masa humana impedía que la gravedad se hiciera cargo del balón durante al menos esos 10 minutos. Como anécdota es muy chorra pero simplemente vengo a decir que tiempos así de libertad y efusión en las calles ya no volverán, valencia fue la ciudad en su tiempo y momento justo, Blasco Ibáñez fue solo una zona más de ocio entre tantas que hubo en Valencia, pero se me pone la carne de gallina vivir aquello y ver allí a más de 2000 personas ( y me quedo corto) con el único afán de pasarlo bien en una de esas noches locas valencianas, con esto vengo a corroborar que esos tiempos son puro oro en la retina de los jóvenes que vivimos los 80,s y principio de los 90,s , la pandemia en ciernes lo constata , ya nada será igual , ya no lo fue a partir del cambio de siglo y menos lo será ahora con la nueva realidad.

Al final todo cambia todo es un correr hacia adelante, un adelante que no lleva a ninguna parte…¿pero porque no paramos y miramos atrás?

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 2

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Envía a tu red social esta experiencia!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *